El menstruador

Como se puede intuir tan sólo con el título, El menstruador no es una novela destinada a dejar a nadie indiferente. Lázara Blázquez Noeno no sólo nos ofrece una descarnada radiografía de la sexualidad contemporánea sino que, impulsada por una prosa contundente e incendiaria, nos desvela realidades y secretos de esos con los que habitualmente evitamos enfrentarnos.
En un desaforado ejercicio de iconoclastia y apoyada por una maestría técnica difícil de encontrar en los tiempos que corren, la autora nos guía en un viaje al centro mismo de la obsesión para el que es mejor abandonar previamente toda esperanza. Nadie sale indemne, no hay redención y tampoco manera de abstraerse de la incisiva narrativa con la que, capítulo tras capítulo, Noeno consigue turbar al lector y obligarle a reconciliarse con los rincones más oscuros y recónditos de su conciencia. Su poliédrico protagonista y singular narrador está destinado a ser uno de los personajes más amados y odiados de la narrativa del siglo XXI.
El menstruador es, sin duda, un libro no apto para pieles muy finas o sensibilidades fácilmente irritables, pero, al mismo tiempo, de obligada lectura para sociólogos, criminalistas, juristas, psicólogos así como para cualquier persona que sienta que hay algo enfermo en la sociedad actual.
La defenestración del varón en la era postfeminista es el núcleo sobre el que orbita esta novela ensayística, o ensayo novelado, que nos conduce a un punto en el que lo inenarrable toma cuerpo y con la que Lázara Blázquez Noeno se consagra como un talento destacado de las letras españolas.

 

(Texto de la contraportada por Alejandro Berdugo)

ADQUIRIR UN EJEMPLAR ONLINE


COMPRAR EN AMAZON.ES

 
 

COMPRAR EN AMAZON.COM
 
 
 

ADQUIRIR UN EJEMPLAR EN LIBRERÍA

(Próximamente)
Librería Central (Zaragoza)
C/ Corona de Aragón, 40 CP:50009 Zaragoza
Teléfono: 976 354 165
Fax: 976 351 043
Email: info@libreriacentral.com
Página web: https://www.libreriacentral.com/
Situar en Google Maps

(El número de ejemplares disponibles en librería física es limitado. Si se dirige a la librería y no lo encuentra, por favor, comuníquelo mediante el FORMULARIO DE CONTACTO). Gracias.

 
 

MEDIDAS
TAMAÑO: 6 x 9 x 1,8 pulgadas (15,2 x 22,8 x 4,65 mm)
NÚMERO DE PÁGINAS: 734
PESO: 1,18 kg
PORTADA: abrillantada

 
 

ENTRADAS RELACIONADAS
02 de febrero de 2018: Yo he venido aquí a hablar de mi libro
09 de junio de 2018: Publicación de El menstruador
20 de junio de 2018: Reseña de El menstruador, por un confesor literario



ALGUNAS RESEÑAS DE LOS LECTORES

«Lázara Noeno Blázquez y El menstruador han encerrado a nuestra querida u odiada España en un cubo de cristal y la han obligado a contemplarse a sí misma, a percatarse de su propia decadencia y podredumbre, como lo hizo Dorian Gray. Y es que El menstruador es un libro incómodo, de los que te sacuden las entrañas y te arrebatan un tembleque de la pierna: un desaso-siego maligno. De sus páginas descuella una verdad de la que muchos ya se han dado cuenta, pero que pocos se atreven a hacer suya.
Es una lectura necesaria, reveladora. Éste último adjetivo está bien escogido: a poco que lee El menstruador, uno va lentamente tomando conciencia del percal que antes pasaba desapercibido, como esas palabras que descubrimos por azar y cuyo significado desconocemos; una vez aprehendido el mismo, de repente las vemos en todas partes. Siempre han estado ahí, por supuesto, pasa que nuestro cerebro se negaba a detectarlas.»

Un confesor literario

 

«Caída al abismo que haría palidecer al mismísimo Kafka. Este libro le guía a uno en un viaje al centro del centro del centro de la obsesión.»

Jorge Madrid, escritor

 

«Como lector me atraen los extremos, y este es uno de los mayores que he leído en años. Aunque no comparto en absoluto el fondo, creo que un libro así debe existir, es preciso que exista… Parece el libro de un asesino en serie.»

Nicholas Avedon, escritor

 

«El sistema le transformó en un monstruo. De verdad me ha sorprendido, no lo esperaba para nada, el título engaña. Por cierto, va a ser un libro muy chulo con esa portada. Es una novela que sorprende para bien. Se nota que está muy trabajada y además te produce todo tipo de sentimientos. Por momentos tienes ganas de dar de hostias al protagonista, en otros te da pena, en otros dices te lo has buscado y finalmente, dices que está muy zumbado. He aprendido mucho leyendo esta novela, no sólo en palabras que desconocía, sino también en leyes y procesos. Vale un potosí esta lectura. Dan Brown vende libros como churros y las historias de Robert Langdon son siempre iguales… Confío en que lo que he leído puede transcender en un tiempo.»

Carlos S

 

«Es temeraria, juega con los límites de la novela y casi los traspasa. El desafío de la voz narrativa que ha escogido me remite a una novela de Antonio Gala, La Pasión Turca, no sé si ha tenido la oportunidad de leerla. Por otra parte, los protagonistas de ambas novelas parecen compartir la trayectoria, un espiral cuyo sentido apunta a los más profundos espacios de la psique, donde habitan las sombras y los instintos bestiales del Ello; y ese descenso se proyecta sobre sus acciones, sobre su forma de ser y hacer el mundo. Claro, en el protagonista de su novela es sólo algo que presiento, tengo que leer todavía mucho para saber si estaba en lo cierto. No me parece para nada políticamente incorrecta, hasta ahora. Puede que sea hasta políticamente necesaria. Resulta amena a la lectura, satírica, un tanto inquisidora, un poquitín decimonónica, es abrasiva y tiene el aliento y el esqueleto de una de esas novelas totales sobre las que tanto ha meditado Vargas Llosa.
Y si, sólo puedo suponer que el desafío de escribir una novela de esta envergadura y amplitud, de este sentido y con estas aspiraciones ha de ser, desde luego, una cruda expoliación psíquica e intelectual; transcribir y sintetizar, retroceder y volver a avanzar, mantener esa tensión, esa pulsión; se convierte en un “algo” religioso inclusive, si se perdona el aspecto peyorativo de la palabra. Pero hay que creer ¿no? Creer en lo que se dice antes de decirlo, sino no sería lo mismo.»

Otto González, lector cero

 

«Me ha provocado una crisis de conciencia, me ha hecho cuestionarme cosas que pensaba que eran incuestionables.»

Antonio Toledo, lector

 

«Atroz bestiario político y social que emparenta con la mismísima divina comedia. Me ha parecido la más asfixiante catábasis al infierno feminista jamás narrada. Cuando se acaba la lectura, se tiene claro que el protagonista es otra persona, y también que uno mismo se ha convertido en otra persona.»

Alejandro Navales, periodista y crítico literario

 

«Lázara Blázquez Noeno conjuga un inusual talento para la elección de un vocabulario punzante con la habilidad de desgranar lo narrativamente indescriptible junto a una apabullante documentación impropia en la mayor parte de libros escritos hoy en día. El mimo al detalle es lo que se echa tanto de menos en la narrativa actual y Lázara Blázquez Noeno lo aporta en grandes cantidades. La importancia del matiz, el toreo de lo predecible junto a muchas otras virtudes hacen de El menstruador una de las más ambiciosas obras escritas la última década.»

Aparicio Amador, profesor universitario

 

«Es curioso. Comencé la lectura de El menstruador con desgana, porque me parecía excesivamente largo para una novela. Siempre pesé que algunos escritores son unos pesaos. Cuando terminé, el libro se me había hecho corto.»

Miriam Mendoza, lectora

 

«Ningún editor en su sano juicio se atrevería a publicar esta monstruosidad.»

Maite Valdivia, lectora

 

Escritora.
Ir a Inicio