enero 2018

Me subyugo ante las palabras españolas, todas. Las iridiscentes y las sombrías, las fulgurantes y las miserables, las inesperadas y las balsámicas, las que provocan molestias y las que devienen en epifanías, las prístinas y ebúrneas y las lozanas y neonatas, las restablecedoras del caos y las que mancillan inocencias, las que suponen un remanso […]

Leer más
Ir a INICIO

This site is protected by wp-copyrightpro.com